| Follow Us: Facebook Twitter Youtube RSS Feed

Features

En medio de la incertidumbre y dificultad, defensores le dan voz a estudiantes y padres

Traducción al español gracias a Nelly Jordán de Flores.
Ayuda editorial provista por Andres Abreú, Editor del Vocero Hispano.
To read this article in English click here.
Raquel Robelin, Padre Lider en Acción de la Escuela Media Alger

Mientras tanto las familias del sureste de Grand Rapids enfrentan dificultades para acceder a vivienda, obtener las necesidades basicas y aun mas, el temor a ser deportados, los lideres de las comunidades en las escuelas trabajan muy duramente para proveerles y apoyarles. 

Es media mañana del miércoles en la Escuela Media Alger, en el ahora silencioso pasillo, lleno de casilleros de metal, Raquel Robelin está con una escoba en sus manos, barriendo los restos de papeles que los estudiantes dejaron al guardar y sacar sus libros de los casilleros en preparación para el próximo día de clases.

Cuando no está recogiendo basura en los pasillos, está haciendo docenas de copias para la clase de matemáticas para los estudiantes de cuarto grado, o contestando las llamadas telefónicas de los preocupados padres, Robelin ocupa su tiempo libre abogando e invitando a los padres de la Escuela Media Alger para que se involucren en la escuela.

Raquel Robelin, quien ha vivido en el vecindario del sureste de Grand Rapids por los últimos 20 años, empezó siendo voluntaria en la Escuela Media Alger para pedir ayuda para su hija, Teija McCall, quien necesita extra ayuda académica en sus clases para lograr triunfar. McCall cursa el noveno grado de la secundaria en Ottawa Hills High School. 


"Mi hija estaba ahí y necesitaba ayuda y atención especial, yo pensé que estando en la escuela podría llegar a conocer a sus maestros y sus para-profesionales" explica Robelin. Desde entonces, ella pasó de ser madre voluntaria a ser lo que se conoce como padres líderes en acción --un puesto voluntario en la Escuela Media Alger que es responsable de reclutar a padres que se involucren con la escuela.

Para familias como la de Robelin, el estar presentes en las escuelas de sus hijos no siempre es algo fácil, pues muchos se enfrentan con dificultades por sus estrictos horarios de trabajo y por estar tratando de cumplir con el incremento de la renta y el costo de las necesidades básicas de sus hijos.

Robelin prepara copias de informacion de recursos para los padres de estudiantes cursando la Escuela Media Alger.

"Muchas familias enfrentan múltiples dificultades. Tienen ingresos bajos y tienen otras responsabilidades importantes para con sus hijos. Un lugar donde vivir y acceso a transporte son sus prioridades", dice Robelin.

En una escuela donde el 91 por ciento de los estudiantes, debido a su nivel de pobreza, califica para recibir almuerzo gratis o a precio reducido, con seguridad se asume que las familias pasan todo el tiempo preocupados por cómo le harán para sobrevivir económicamente mes a mes.

"Definitivamente, las familias con las que trabajo se preocupan del buen comportamiento de sus hijos, su asistencia a la escuela y sus calificaciones. Ellos hacen todo lo posible por proveer lo necesario a sus hijos. He visto familias que tienen dos o tres trabajos para poder sostener a sus hijos, y esto muchas veces significa, que no puedan asistir a las reuniones de padres de familia," explica Javier Cervantes, quien es el enlace bilingüe de la comunidad en Linc Up, una organización de desarrollo comunitario sin fines de lucro asentada en el Sureste de Grand Rapids.

Cervantes se enfoca en construir relaciones con familias del vecindario del sureste, conectarlos con los recursos y asegurarse de que sean exitosos en sus salones de clase y sus hogares.

Cervantes, quien también vive en el vecindario del sureste, trabaja con muchas familias de la comunidad que son indocumentadas o extranjeros residentes con problemas del idioma y que entienden muy poco de cómo funciona el sistema educativo en los Estados Unidos.

"Yo trato de superar esa barrera usando mis habilidades bilingües y construyendo relaciones con las familias. Al final, ellos aprenden a confiar en que la información que les proveo es de beneficio para ellos," nos comparte Cervantes.

En la comunidad del sureste de Grand Rapids, 65.8 por ciento de los inquilinos están ocupando más del 30 por ciento de sus ingresos en pagar la renta, la mayoría de ellos son negros y latinos residentes que son más del 78 por ciento del total de la población del sureste según el Dorothy A. Johnson Center for Philanthropy at Grand Valley State University. 

Más recientemente, dice Cervantes, algunas de estas familias están experimentando un aumento de su estrés debido al temor a una posible separación, como resultado de las informaciones que reciben sobre el incremento de los arrestos a inmigrantes indocumentados en todo el país desde la elección de Donald Trump, cuyas opiniones sobre inmigración falsamente acusan a los inmigrantes mexicanos de exportar crimen y pobreza a los Estados Unidos. Un estudio en el 2002, que usó información del Censo de la Comunidad Americana y fue publicado en el Informe de la Sentencia Federal de la Prensa de la Universidad de California, encontró que la población de inmigrantes es menos propensa al crimen que la población nacida en el país. Numerosos estudios más respaldan estos datos.

"He encontrado a familias que han perdido a alguno de sus miembros a causa de la deportación. Por eso, invitamos a un abogado de inmigración a todas las escuelas con las que trabajamos, para dar asistencia y servicios legales gratuitamente. Muchas familias se han beneficiado con esto y comparten la información con otros," dice Cervantes.

De acuerdo con Cervantes, hay más trabajo que hacer para asegurar que estas familias que experimentan barreras con el idioma se sientan bienvenidas en las escuelas.

"Las reuniones de padres de familia y los papeles que llegan a casa de la escuela no siempre han sido traducidos al español, y necesitamos seguir hacia adelante con el trabajo de hacer todo bilingüe," comparte Cervantes.

Berniz Terpstra, Coordinador Escolar de la Red de Servicios Escolares de Kent en el Centro Académico Gerald R. Ford, una escuela pública en el sureste de la ciudad, apoya lo dicho por Cervantes.

"Para nuestras familias latinas, el idioma inglés y su aprendizaje son grandes barreras," dice Terpstra, quien vive en la comunidad en el sureste desde hace cuatro años, y ha estado trabajando para ayudar a las familias del Centro Académico Gerald R. Ford como coordinador escolar, y ha visto cómo ha aumentado el número de familias que luchan para pagar su renta.

Uno de los problemas que Berniz Terpstra ha estado combatiendo con las familias del área es el acceso a la vivienda, proporcionando clases de cómo mejorar su crédito y sobre programas que facilitan la compra de sus viviendas.

Después de cuatro años de trabajar con familias en el Centro Académico Gerald R. Ford, la coordinadora escolar está viendo ahora a más familias con problemas para pagar su renta.

"El hogar es donde los niños se sienten cómodos y seguros. Cuando las familias ocupan más del 30 por ciento de sus ingresos en vivienda, este derecho humano tan importante se ve amenazado, y así también el resultado académico de los estudiantes," comparte Terpstra.

De acuerdo con Terpstra, el 99 por ciento de la población escolar en el Gerald R. Ford recibe almuerzo gratis o a precio reducido, parte de un programa federal creado para satisfacer las necesidades nutricionales de los estudiantes de bajos recursos. El programa provee comida gratis o a bajo costo durante las horas escolares. En otras palabras, muchas familias en el vecindario al sureste, en donde Terpstra trabaja, dependen de su habilidad para conectarlos con los recursos.

Uno de los recursos con que Terpstra conecta las familias es el programa comunitario. Después de clase los niños se quedan en la escuela, pues muchas familias en el área trabajan por hora y no tienen la flexibilidad de recoger a los niños cuando salen de la escuela. De acuerdo al coordinador escolar de la comunidad, el centro Gerald R. Ford tiene la posibilidad de ofrecer este enlace, el programa gratis después de la escuela, el cual provee ayuda académica a más de 30 estudiantes. Terpstra también trabaja con organizaciones en la comunidad para conectar al resto de familias con otros programas que tienen "después de la escuela" como el Club de Niños y Niñas de Grand Rapids, a un costo anual de $5 por familia.

Para cambiar la percepción general errónea de las familias sobre la dificultad de involucrarse en las escuelas debido a sus trabajos, Terpstra y Cervantes trabajan en informarles sobre los horarios flexibles de los administradores y maestros que se ajustan a sus posibilidades de asistencia a conferencias y reuniones de la escuela.

"Estos padres son buenos colaboradores, pero no siempre pueden demostrarlo a los profesores y administradores. Cuando cambiamos la rutina de la escuela y les damos servicios bilingües y horarios flexibles para las reuniones de padres de familia, estas familias se hacen presentes a dar ayuda de lleno," asegura Cervantes.

Aunque McCall, la hija de Robelin, ya terminó de estudiar en la Escuela Media Alger y se ha ido a la Escuela Secundaria Ottawa Hills, Robelin continúa como líder voluntaria de padres en la escuela Alger.

Como residente de la comunidad por largo tiempo, Robelin considera su desempeño en el vecindario como un elemento importante en la conexión de los padres con la escuela.

Traduccion: "Habitación de padres en Alger - Todos los padres de familia son bienvenidos." "Me gustaría hacer cambios y hacer mejores cosas para ayudar a que las familias se sientan bienvenidas en nuestras escuelas," agrega Robelin.

On The Ground GR
Son unas series enfocadas a informar sobre el rápido crecimiento comunitario. Estas series resaltarán y celebrarán a las comunidades ubicadas entre Southeast y Wealthy Street, Cottage Grove 131 y Madison Square.

En los siguientes meses, los reporteros de On The Ground GR, estarán tocando a su puerta para conocer a los vecinos y miembros de la comunidad. Nuestro deseo es profundizar más en temas que les interesan a los residentes de estas comunidades. Ya sea para celebrar la diversidad, así como fortalecer esta área. Estaremos en las calles escuchando todos sus comentarios, opiniones y aportaciones, y no sólo eso, queremos reconocer la unidad de la comunidad, el espíritu de positivismo y su vitalidad.

Usted nos puede encontrar On The Groud GR´s work vía twitter (#OnTheGroundGR @rapidgrowthmedia), Facebook e Instagram. Para comunicarse con la editora de On The Ground GR, Michelle Jokisch Polo, (lea acerca de Michelle aqui), usted puede enviar un email a michellejokisch@gmail.com y seguir en Facebook e Instagram

On The Groud GR es auspiciada por W.K. Kellogg Foundation, una organización trabajando para garantizar la habitabilidad de todos los niños.

Fotografía por Dreams by Bella.

Signup for Email Alerts
Signup for Email Alerts